viernes, 15 de febrero de 2013

ARANIBAR QUE ESTAS HACIENDO

Por: Adrián Cabrejo Pinto (@adriancabp)
El día de ayer se anunció que Marcelo Trobbiani tomaría las riendas del Sport Huancayo, luego de que este club, tras la primera fecha, cesara de sus funciones a Moises Barack, en lo que refleja no solo una falta de planificación total, sino la ausencia de un criterio a la hora de elegir. La dirigencia, presidida por Edgar Aranibar, sigue padeciendo un síndrome bipolar agudo
Sport Huancayo es un equipo que se ha venido manejando de forma bastante extraña, a pesar de que los resultados obtenidos en materia futbolística han sido óptimos, alcanzando 3 clasificaciones a torneos internacionales. Lamentablemente, su dirigencia no siempre ha tenido un buen desempeño. Basta recordar el despido de José Ramírez Cuba cuando todo le sonreía, la llegada, despedida y nueva bienvenida a Cristobal Cubilla, además de la contratación de los extranjeros antes del duelo por la Copa Sudamericana ante Defensor Sporting.
Parecía que eso ya estaba en el pasado, pero el Sr. Aranibar y su junta directiva volvieron a las andadas. Resulta tragicómico lo que sucedió esta semana, cuando el club anunció que Moises Barack dejaba de ser el entrenador, luego de haber dirigido un solo partido oficial en el Descentralizado. El ex director técnico de la selección peruana arrastraba una sanción que venía desde el año 2007, y por ende no se podía sentar en el banco a dirigir. Al margen de gustos personales, para muchos era claro que contratar a Barack no era una decisión muy acertada, pero para eso existe la planificación; despedir a tu entrenador tras la primera fecha solo muestra una falta de insensatez total a la hora de contratar.
Ahora llega Marcelo Trobbiani, que es recibido con las puertas abiertas en nuestro fútbol luego de que fracasara estrepitosamente al mando de la selección sub 20 de su país. No será la primera vez que el entrenador argentino esté al frente de un equipo peruano. Esto es lo más grave, que Trobbiani no ha mostrado nada interesante y a pesar de eso siga siendo contratando. ¿Tan buen representante tiene?
En el fútbol peruano existen entrenadores mucho más capacitados y con mucho mejor historial que el argentino, a quien se le recuerda célebremente por sus altercados con los árbitros, que hacían que se pase fechas de fechas dirigiendo desde las tribunas.
Es paradójico que Sport Huancayo contrate a un director técnico que tiene la particularidad de perder los papeles, y ser expulsado constantemente, cuando acaba de despedir a uno que tiene una sanción precisamente por lo mismo.
El presidente Aranibar y sus asesores están mostrando una falta de sensatez semejante a la que cometieron cuando afrontaron la Copa Sudamericana con refuerzos de bajo nivel, que eran exclusivos para ese campeonato. Para colmo de males, hay que recordar que Sport Huancayo afrontará competencias internacionales este 2013. ¿Qué puede ofrecer un señor como Trobbiani? Ya demostró en más de una ocasión que tiene serias deficiencias como director técnico. En el último Sudamericano su equipo no tenía una idea clara de juego. Fue eliminado en la primera ronda, y lógicamente fue despedido.
El Sr. Aranibar debe empezar a dejar atrás el síndrome bipolar que abunda en el fútbol peruano. Sport Huancayo ha hecho mucho con muy poco. Este 2013 lo ha arrancado de pésima manera, aún está a tiempo de redimirse, pero no debe tomar las cosas a la ligera. Contratar a un entrenador y despedirlo tras un partido, o traer de regreso a Trobbiani es muestra de que algo no está funcionando bien.
Composición Fotográfica: Adrián Cabrejo Pinto
CORTESIA LA PICHANGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada